El artista cerámico Luis Torres sostiene su escultura Corazón de Vino.

“En el vino (está) la verdad”. Platón.

Donde no hay vino no hay amor”. Eurípides.

“Corazón de vino” es una obra que surge como trabajo para la clase de Volumen Cerámico del Ciclo Superior de Cerámica Artística de la Escuela de Arte Dionisio Ortiz de Córdoba. El requisito del trabajo era el modelado de una pieza de cerámica utilitaria inspirada en la naturaleza.

Si pensamos en naturaleza pensamos en todo lo que nos rodea, todo menos nosotros mismos. El hombre es naturaleza y a veces se nos olvida, por eso decidí inspirarme en la naturaleza humana. ¿Cuál es la esencia del hombre, lo que lo mantiene vivo? El corazón. No podemos vivir sin el corazón, igual que no podemos vivir sin agua. Bebemos de nuestro corazón, bebemos sangre, roja como el vino. La forma del corazón está diseñada para recibir y expulsar líquido, igual que la de cualquier vasija. Por todo esto decidí realizar un porrón de vino con forma de corazón.

Corazón de Vino, escultura cerámica única hecha a mano en gres. Porrón de vino con forma de corazón humano real.

“El arte no debe ser una simple imitación, debe ser una imitación simbólica”. Aristóteles.

Para contextualizar esta obra en la historia del arte, y dado que la primera premisa del trabajo era la realización de una obra inspirada en la naturaleza, tenemos que considerar la incesante inspiración de los artistas universales en la naturaleza. Desde las representaciones de manadas de caballos y bisontes del paleolítico, pasando por los paisajes del Renacimiento y el Barroco, las odas a la naturaleza de los poetas románticos, la representación más objetiva del realismo y el naturalismo, los juegos de pinceladas de los cuadros impresionistas, hasta cualquier performance en consonancia con la naturaleza del arte contemporáneo. No son pocos los filósofos que se han pronunciado sobre esta relación arte-naturaleza:

  •  “El arte puede cumplir un destino que la naturaleza no puede: puede ofrecer belleza y fealdad a través de un objeto. Una hermosa pintura de un rostro feo puede incluso llegar a ser bella”. Kant.

Si nos fijamos en la pieza, además, nos damos cuenta de que se trata de una representación realista de la naturaleza. El realismo en el arte consiste en la mímesis, la imitación fidedigna de la naturaleza, por un lado; y la representación de objetos y situaciones de la vida cotidiana (un porrón es un objeto cotidiano) por otro. Descarta idealizaciones, cánones de belleza perfecta, muestra al individuo y al objeto tal y como son.

ESTUDIO PREVIO

Pero cualquier representación artística realista que se precie requiere de un estudio y documentación de la realidad. En este caso, antes de realizar los bocetos iniciales y decidir el diseño definitivo de la obra, se ha seguido un proceso de documentación gráfica y teórica sobre la anatomía del corazón humano. Saber qué tipo de dirección lleva la sangre en cada una de las salidas o arterias me ha ayudado a decidir cuál será la entrada de líquido y cuál el pitorro o salida. Así, he decidido mantener la vía de entrada de la sangre en el corazón – Vena cava superior –  como vía de entrada del vino en el porrón. El pitorro, por su posición alta y su longitud, será la arteria pulmonar.

Detalle de la obra escultórica cerámica Corazón de Vino, un original porrón de vino del artista de La Rambla Luis Torres.

DESCRIPCIÓN DE LA OBRA

La pieza es un corazón humano realizado a mano mediante el modelado, con gres con chamota. El interior de la pieza es hueco, sin textura y diseñado a modo de vasija para contener líquido. Se ha trabajado a conciencia en el alisado de esta zona para evitar la existencia de recovecos o huecos que pudieran suponer concentración de suciedad con el uso. La apariencia externa es realista, tratándose de una imitación, lo más fiel posible, del órgano real. Se trata de una superficie texturizada allí donde es necesario para conseguir ese nivel de detalle y realismo (venas, fibra del músculo, rugosidad). Como se especifica en la contextualización histórica, la estética de la pieza es realista. Ya se ha comentado que se ha procurado una imitación fiel del corazón humano, sin embargo se han tenido que hacer una serie de modificaciones para facilitar la utilidad del objeto como porrón de vino y la ergonomía del mismo. Para ello, se ha dado una menor inclinación al objeto de cerámica con respecto al órgano real, para favorecer un mejor apoyo de la pieza y una mayor estabilidad de la misma. Para este fin también, se ha alargado ligeramente la planta de la pieza y se le han añadido dos pequeñas protuberancias a modo de patas en la punta de la misma para evitar que la pieza se caiga para cualquiera de los dos lados. Se han acortado algunas de las salidas o “arterias” por tener una función meramente decorativa y, de ser demasiado largas, podrían sufrir golpes y roturas, o ser incómodas para el agarre del objeto. Por el contrario, se ha alargado la “arteria” que queda al frente de la pieza con respecto al órgano real (se puede ver en los bocetos y croquis) para que sirva de pitorro. Excepto la “vena” de entrada de líquido y la “arteria” con función del pitorro, el resto están cerradas en alguno de sus puntos, pues de lo contrario el líquido saldría por cualquiera de ellas y su función sería nula.

Pieza en barro durante el proceso de modelado. Corazón de Vino del artista alfarero Luis Torres Ceramics

MATERIAL Y TÉCNICA

El material de soporte utilizado es gres de alta temperatura con chamota. La pieza se ha modelado sobre una tabla barnizada lisa en la que la pieza no quedaba pegada durante su modelado. Para la conformación manual y modelado de la pieza me he servido de listones de madera con los que dar la forma principal a la pieza, palillos de modelar de madera con los que conformar los detalles, dar texturas y alisar zonas, y ahuecadores para el vaciado. He utilizado estos mismos palillos y otras herramientas de madera para la perfección del acabado, bruñido y alisado del interior de la pieza.

La técnica de decoración y acabado final es la del lavado de óxidos con cocción de alta temperatura a 1250ºC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up